El nombre de Abel sin duda es uno de los nombres más hermosos que pudieran ser pensado especialmente para un hijo. De origen bíblico, a Abel lo conocemos como uno de los hijos de Adán y Eva que muere a manos de su propio hermano.

Abel es un nombre bastante interesante, con una historia muy conocida por muchos, pero en esta oportunidad, queremos enfocarnos más acerca de su significado y origen, para darnos una idea de todas las cualidades tanto positivas como negativas que guarda la personalidad de Abel.

Qué significa el nombre Abel

El nombre de Abel, pudiera traducirse como “efímero”, lo cual se relaciona hasta cierto punto, bastante bien con su historia bíblica. Entre otros aspectos, el significado de Abel es bastante tierno y lleno de increíbles características personales, como lo son la inocencia pura, amistad y bondad. Todos los dones que se relacionen con la unión, serán demostrados por la hermosa personalidad de Abel.

Al igual que el personaje bíblico, Abel posee un carisma especial, lleno de energía, valor, fuerza y cantidad de cosas positivas que espiritualmente, motivan a Abel a ser mejor persona cada día. Aunque a primera vista, no nos podríamos imaginar lo simpático y animado que puede llegar a ser Abel, ya que da la sensación de ser bastante serio y tranquilo, pero la verdad es que cuando se siente en confianza, deja salir ese lado divertido, simpático y alegre que lo representa.

Lo más importante en la vida de Abel, sin duda será su familia. De naturaleza sentimental, Abel considera que todo se lo debe a su familia, por lo que vivirá en torno a lo mejor para ellos. Por esta razón, para estos hombres resulta tan importante crear con el tiempo su propia familia, y experimentar la dicha de ser padres.

En el aspecto negativo, Abel pudiera tener un poco de prejuicios hacia él mismo, y será una constante lucha para aceptarse. Debido a esto, puede depender mucho de la opinión de otros para sentirse valorado, y deberá aprender a rodearse de gente que los motiven a ser mejores, a aceptarse y valorarse por quienes son.

Finalmente, Abel será conocido por su gran agilidad mental. Sin duda una de sus mayores cualidades es su gran inteligencia y capacidad para comprender cosas que no muchos serán capaces de comprender.

 Origen y etimología de Abel

Como hemos mencionado, el nombre de Abel viene de la historia bíblica de “Caín y Abel”. Proviene del hebreo (Hevel) que es una palabra traducida como “efímero” o “fugaz”.

Según nos cuenta la Biblia, Abel fue el hijo mejor de Adán y Eva, quien es asesinado a manos de su hermano mayor, Caín al sentir envidia por el menor pues lo sentía como el favorito de Dios.

 Famosos o personas conocidas con el nombre Abel

La mayoría de los nombres bíblicos, han sido muy populares en toda la historia, por lo que no es difícil encontrar figuras memorables, importantes y célebres que hayan llevado y lleven por nombre Abel:

  • Abel Pintos: Cantante y compositor argentino.
  • Abel González Massenet: Fue un reconocido médico dominicano.
  • Abel Grimmer: Fue un pintor flamenco.
  • Abel Jarpa Vallejos: Fue un médico chileno, también político.
  • Abel Luis Espinoza: Futbolista argentino.

Variaciones del nombre Abel en otros idiomas

El nombre de Abel, al igual que la gran mayoría de los antiguos nombres bíblicos, ganó gran popularidad internacional, especialmente en los países cristianos, y sobre todo gran parte de Europa. Entre sus variaciones más conocidas, encontramos:

  • Gallego: Abelardo.
  • Árabe: Hābī.
  • Hebreo: Havel/Hevel
  • Esperanto: Habelo.
  • Italiano: Abele.

Numerología

En la numerología, Abel se define bajo el número 2. Este número habla sobre la relaciones, la amistad, la importancia de la unión. Son personas que demuestran gran interés por los otros más que hacia ellos mismos.

Santoral

La verdad es que se conocen muchos santos dentro del santoral que lleven por nombre Abel, esto debido a la historia donde lo muestran como un hombre bondadoso, humilde y servicial ante Dios. Podemos destacar, ya que hablamos de su origen bíblico, el día de San Abel, hijo de Adán y de Eva, conmemorado el día 25 de marzo.

Ahora que conoces el significado de Abel, seguramente lo consideras un nombre mucho más interesante. Es normal no sentir interés por nombres comunes o muy usados como lo es Abel, pero sin duda, su significado y su historia, lo vuelven bastante interesante, poderoso y una excelente opción a la hora de dedicarle un nombre a un bebé varón.