El número 13 es de los más polémicos que nos podemos encontrar en numerología, ya que se suele asociar de forma común con la mala suerte, por lo que es imposible pasarlo desapercibido.

Lo cierto es que sí que es el símbolo de la muerte, pero no tenemos que verlo como la “destrucción total”, si no como un cambio, una etapa de transformación que es posible que se asocie con la llegada de un periodo de vida mucho mejor.




¿Qué significa el número 13 en numerología?

Las personas que tienen el número 13 según la numerología tienen un poder muy destacado para poder cambiar cualquier cosa en su vida. Sin embargo, para poder hacerlo necesitarán emprender trabajos duros y, sobretodo, honrados.

Deben de encontrar el equilibrio perfecto entre bondad/maldad a lo largo de su vida porque, de lo contrario, el mal se puede apoderar de ellos.




Estos individuos deben de ser capaces de controlar sus modales y sus actitudes, siendo la calve para que puedan tener las mejores relaciones con las personas de su entorno.

Ventajas de identificarse con el número 13

El número 13 da la oportunidad al individuo de poder dejar su vida y sus errores atrás, prácticamente en cualquier momento. Pero para poder hacerlo, estas personas deben de aceptar todos los cambios que esto va a entrañar, siendo algunos de ellos drásticos y no de buen gusto.
Solamente si estas personas son capaces de poder liberarse de las cadenas que les oprimen, si pueden sacrificarse por los demás, entonces podrán seguir adelante, descubrir su camino y afrontarlo con la decisión y la endereza que se espera de ellos.

El 13 y su lado negativo

Sin embargo, las personas que tienen asociado el número 13 también tienen algunos puntos negativos. Uno de los más característicos es la intolerancia con el resto de las personas.

Para que puedan hacer frente a este problema deben de reflexionar, escuchar a los demás e intentar comprender sus diferentes puntos de vista.

Uno de sus principales enemigos es la pereza, pudiendo dejar a mitad cualquier tipo de proyecto que hayan empezado
En ciertas ocasiones no van a lograr hacer lo que se han propuesto, no porque no sean capaces, únicamente porque no están lo suficientemente motivados y se cansarán por el camino.

Si trabajan duro podrán llegar hasta a dónde deseen.