Aquellas personas que hayan sido bendecidas con el número 14 en numerología, son espíritus escogidos para poder combatir contra las actitudes materialistas de cualquier época.

Son personas que buscan la felicidad en cualquier parte, y que anteponen los bienes materiales a ellos. Si se les presenta la oportunidad de elegir entre el dinero o entre la felicidad, elegirán la última opción sin ningún tipo de duda.




¿Qué significa el número 14 en numerología?

Las personas que se asocian con el número 14, paradójicamente, son muy buenas en los negocios, siendo capaces de hacer enormes montones de dinero casi sin pretenderlo.

La clave de ello es que, aunque trabajan mucho para lograr los mejores resultados, siempre tienen un Plan B por si todo falla.




Además, para ellos los lazos afectivos son lo primero; nunca dejarán un encuentro con la familia para atender a sus negocios.
Encuentran la tranquilidad que necesitan a la hora de tratar cualquier problema, por lo que son buenos consejeros y personas en las que se puede confiar para todo.

Ventajas de identificarse con el número 14

Estas personas también tienen la peculiaridad de ser muy empáticas, siendo capaces de ponerse en el lugar del resto del mundo, ayudándoles con sus propias experiencias personales.

Son humildes, comprensivos y compasivos… pero sin llegar a exagerar, logran siempre encontrar el equilibrio perfecto cuando tienen que dar un consejo y aplicárselos a ellos mismos.

El 14 y su lado negativo

Precisamente por su elevada empatía corre el riesgo de enamorarse con mucha facilidad, lo que le puede llevar a algún que otro desengaño amoroso.

Uno de sus puntos negativos es que, aunque aprende con la experiencia en casi cualquier problema, no lo suele hacer cuando hablamos del ámbito del amor, lo que hace que le puedan romper el corazón una y otra vez.

Además, el hecho de que sea tan enamoradizo no le permitirá disfrutar al máximo de la relación de pareja que tiene, ya que siempre habrá otra persona por la que estará interesado y que hará lo imposible por cautivarla.

Necesitará de sus amigos para comprender los errores en sus relaciones.

Son personas lógicas, que necesitan ser convencidos por aquello que sus sentidos pueden llegar a captar. Intentar convencerles de una opinión contraria a la suya es algo casi imposible, teniendo que llegar por ellos mismos a esa resolución.